logo-blanco
English EN Español ES
English EN Español ES

ese jueves al anochecer me subí al tren

«ese jueves al anochecer me subí al tren» de Astrid Gil-Casares es una historia donde la maternidad, la familia, la amistad, el trabajo o el amor son vividos y analizados por una mujer fuerte y vulnerable, decidida pero insegura que muestra sin pudor tanto sus virtudes como sus flaquezas y miedos.

14,00  Sin IVA

Envíos SOLO a Península

305 disponibles

Sinopsis

¿Puede sorprenderte la vida pasados los cuarenta y cinco? Lena es una mujer perseverante en su trabajo, madre divorciada de dos adolescentes y poseedora de una mente inquieta que la ha llevado a tomar una decisión arriesgada: apostar por sacar adelante su propia idea de negocio. Pero Lena se enfrenta, además, al hecho de que su hijo mayor se irá el año siguiente a la universidad, a los sentimientos que la idea de ese “nido vacío” le provocan y a las dudas y temores de aceptar lo que para toda mujer de esa edad es inevitable: la proximidad o la llegada de la menopausia.

Reinventarse, en una etapa donde lo que se espera de una persona es que «aguante» hasta su jubilación, lleva aparejada la toma de distintas decisiones. Y cuando en la vida de Lena reaparezca Andrés, una figura apenas borrosa de su infancia, su mundo terminará por ponerse patas arriba…

“No puedo decir exactamente qué tiene de bueno cumplir años. Lo primero (y más importante) es que hoy soy madre. También, que la edad me ha dado una serenidad que deseé y busqué en mi juventud y que solo ahora empiezo a disfrutar. Por supuesto que veo a niñas de veinte, o a las amigas de mis hijos, y pienso en «lo que mola» la época que están viviendo, en lo que les queda por descubrir y experimentar, en su belleza aún infantil, en sus anhelos y en sus ambiciones…, pero me gusta el momento del viaje en el que estoy ahora.

Lo que, además, nunca antes había pensado y que, sin embargo, valoro enormemente es cómo gracias a los años que he vivido (y que ya tengo) he aprendido a tomarme las cosas con más distancia. Sigo sin saber ser «ligera», pero las cosas me importan y afectan menos. Sigo diciendo que sí cuando a veces desearía decir no, pero cada vez pienso más en mí antes de intentar agradar al otro olvidándome por el camino. Sigo sin saber cocinar, pero ya no me da miedo la cocina. Sigo siendo insegura enfrente del hombre que me gusta, pero ya no dejo que eso me haga dudar de mi valía. Y así con todo.”

LENA

Valoraciones

4 valoraciones de ese jueves al anochecer me subí al tren

5 Estrellas

100 %
4 valoraciónes

4 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

3 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

2 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

1 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

Valorado por 3 clientes

Filtrar

  • Avatar

    Javier Gimeno de Priede

    2 de febrero de 2022
  • Avatar

    Una lectura recomendable!

    27 de enero de 2022
    Verified Purchase
  • Avatar

    Nuria

    Estupenda historia

    29 de diciembre de 2021
  • Avatar

    SerseoMadrid

    Excelente libro, 100% recomendado

    28 de diciembre de 2021

Nos encantaría conocer tu opinión

ese jueves al anochecer me subí al tren

«ese jueves al anochecer me subí al tren» de Astrid Gil-Casares es una historia donde la maternidad, la familia, la amistad, el trabajo o el amor son vividos y analizados por una mujer fuerte y vulnerable, decidida pero insegura que muestra sin pudor tanto sus virtudes como sus flaquezas y miedos.

14,00  Sin IVA

Envíos a Península

305 disponibles

Sinopsis

¿Puede sorprenderte la vida pasados los cuarenta y cinco? Lena es una mujer perseverante en su trabajo, madre divorciada de dos adolescentes y poseedora de una mente inquieta que la ha llevado a tomar una decisión arriesgada: apostar por sacar adelante su propia idea de negocio. Pero Lena se enfrenta, además, al hecho de que su hijo mayor se irá el año siguiente a la universidad, a los sentimientos que la idea de ese “nido vacío” le provocan y a las dudas y temores de aceptar lo que para toda mujer de esa edad es inevitable: la proximidad o la llegada de la menopausia.

Reinventarse, en una etapa donde lo que se espera de una persona es que «aguante» hasta su jubilación, lleva aparejada la toma de distintas decisiones. Y cuando en la vida de Lena reaparezca Andrés, una figura apenas borrosa de su infancia, su mundo terminará por ponerse patas arriba…

“No puedo decir exactamente qué tiene de bueno cumplir años. Lo primero (y más importante) es que hoy soy madre. También, que la edad me ha dado una serenidad que deseé y busqué en mi juventud y que solo ahora empiezo a disfrutar. Por supuesto que veo a niñas de veinte, o a las amigas de mis hijos, y pienso en «lo que mola» la época que están viviendo, en lo que les queda por descubrir y experimentar, en su belleza aún infantil, en sus anhelos y en sus ambiciones…, pero me gusta el momento del viaje en el que estoy ahora.

Lo que, además, nunca antes había pensado y que, sin embargo, valoro enormemente es cómo gracias a los años que he vivido (y que ya tengo) he aprendido a tomarme las cosas con más distancia. Sigo sin saber ser «ligera», pero las cosas me importan y afectan menos. Sigo diciendo que sí cuando a veces desearía decir no, pero cada vez pienso más en mí antes de intentar agradar al otro olvidándome por el camino. Sigo sin saber cocinar, pero ya no me da miedo la cocina. Sigo siendo insegura enfrente del hombre que me gusta, pero ya no dejo que eso me haga dudar de mi valía. Y así con todo.”

LENA

Valoraciones

4 valoraciones de ese jueves al anochecer me subí al tren

5 Estrellas

100 %
4 valoraciónes

4 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

3 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

2 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

1 Estrellas

0 %
0 valoraciónes

Valorado por 3 clientes

Filtrar

  • Avatar

    Javier Gimeno de Priede

    2 de febrero de 2022
  • Avatar

    Una lectura recomendable!

    27 de enero de 2022
    Verified Purchase
  • Avatar

    Nuria

    Estupenda historia

    29 de diciembre de 2021
  • Avatar

    SerseoMadrid

    Excelente libro, 100% recomendado

    28 de diciembre de 2021

Nos encantaría conocer tu opinión

Enviar tu consulta
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, en SelfPitStop nos importa mucho la satisfacción del cliente. Por ello, estaremos encantados de contestar a tus preguntas.